Gracias al Centro Asturiano de Oviedo

Gracias al Centro Asturiano de Oviedo

7 de Septiembre del 2020 – Covadonga González Mata (Oviedo)

Oposito desde hace tres años; pues bien, desde hace ya un año y medio subo al Centro Asturiano a la biblioteca casi cada día. Aunque la vida de un opositor es monótona y frustrante, venir al Naranco se hace menos cuesta arriba con el personal que trabaja en este sitio.

Ya desde la puerta nos reciben con la mejor de las sonrisas y hacen cualquier chascarrillo que te saca una a ti también. El personal de limpieza es excelente, las encuentro a las ocho y media de la mañana y no sé muy bien cuándo ya dejaron todo listo para que me siente. Son encantadoras y hacen un trabajo extraordinario (ellas también se la juegan a diario).

Si bajo a comer algo, tengo la terraza con vistas a la ciudad y al Aramo, el periódico y un ratín de charla con cualquiera de los camareros que están detrás de la barra, ellos también tienen la mejor de las sonrisas, tengo allí a algún animador que me saca hasta risas (que no «sonrisas») y me hace olvidar que he venido a estudiar.

Después de la jornada solía ir al gimnasio o a la piscina y allí cualquiera de los socorristas (mención especial merecen Sergio y Ramón) preguntan «qué tal lo llevas», si es necesario hasta te animan y es ahí cuando encuentro el momento de relax, con mi tabla, el agua los cascos y termina otro día perfecto de estudio en el mejor lugar que he encontrado para pasar este confinamiento voluntario que ya decidí hace tres años.

Se puede pensar que este trato lo recibo yo porque he sido socia desde que nací y vengo casi a diario pero me consta que los nuevos socios reciben el mismo y que los que no vienen tanto, también.

Gracias por tanto al CAO , pero sobre todo al personal que trabaja en el mismo porque hacéis que a una opositora que ya lleva mucho en esto le apetezca venir a estudiar y no sé si sois conscientes del mérito que tiene.

No quiero olvidarme de directivos y el resto de conserjes, personal de la oficina, monitores, responsables, personal de mantenimiento y, ahora, chicos anticovid, que también hacen una labor extraordinaria, no solo con los quehaceres que implica su propio trabajo sino con los socios.

Por último, me gustaría felicitar y agradecer también al CAO la cantidad de medidas que se han venido tomando desde la reapertura: avisos por megafonía, geles hidroalcohólicos en cada rincón de las instalaciones, el personal de limpieza asiduamente (más asiduamente si cabe) pasando por todos los lugares del Centro y los chicos anticovid que con sus trajes y mangueras desinfectantes se recorren el Centro de arriba abajo una y otra vez. Es increíble el esfuerzo que se está haciendo y me encantaría dejar patente lo segura que me siento aquí.

Como le decía esta mañana a Emilio en la puerta: «Esperemos que no nos toque» (haciendo referencia a un brote), y es que creo que no se lo merecen.

Gracias de corazón por hacerme sentir siempre en casa.

https://mas.lne.es/cartasdeloslectores/carta/41077/gracias-centro-asturiano-oviedo.html

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies